Sueña hijo mío, sueña

Poema que dedica una madre a su hijo, cuando los momentos son difíciles y la realidad no les brinda el apoyo y el consuelo esperado, a veces soñar es necesario para encontrar consuelo para el alma…

Sueña hijo mío, sueña

Sueña hijo mío, sueña
Sueña mi pequeño corazón,
Sueña con bellos mundos de colores,
Sueña con el arcoíris que quiero alcanzar para darte
Sueña con unicornios y estrellas de coral

Porque el mundo real es apremiante,
Nunca se sabe que pasará,
Los hombres endurecen su alma y olvidan compromisos y promesas
Cambian las virtudes por vagos placeres
Sueña que una noche como estas desde el cielo
El ángel guardián vendrá con buenas nuevas…

Sueña hijo mío sin temores
Porque tu inocencia es matriz encantadora
De los sueños más gentiles y dadivosos
Sueñas angelito mío, porque Dios nos habla en los sueños

Las miradas del mundo se envanecen por metales
Pero los tuyos se iluminan por una caricia sincera de tu madre
Sueña amoroso, que un día muy pronto la casa sea más que simples juguetes
Sea un hogar fecundo donde juegues a gusto acunado por los que quieren tu felicidad…
Soñando viviremos los tres, por un mañana lleno de bendiciones
Por nuevas buenas que nos endulcen el alma y olvidemos las tristezas
Venceremos la soledad pero primero sueña, sueña…

Escrito por Lisy, el 10 diciembre 2013.

¿Que opinas? escribe un comentario :)