Reflexión para una vida mejor

Dar a cada cosa su verdadero valor…

El tiempo es tan corto, cuando pequeños solíamos ver tan lejos volvernos grandes y adquirir las responsabilidades de una familia, sin embargo en el momento menos pensado, ya estábamos frente a la realidad de ser capaces de afrontar los retos de una vida en pareja, siendo padres, madres o profesionales eficientes.

Reflexiones para una vida mejor

No dejo de lamentar el hecho de que los tiempos actuales nos empujan a sub valorar a la familia, el estrés por el trabajo, las amplias jornadas laborales, el temor a ser heridos por un desamor, nos vuelven mecánicos y hasta descorazonados.

El tiempo es corto para demostrar afectos que deberíamos transmitir a diario, el tiempo transcurre y algunos por descuido y desinterés van perdiendo seres muy importantes en su vida, pero tarde se dan cuenta del error cometido, del daño ocasionado, del trauma que impacta a su familia cuando es relegada y marginada.

Es importante tener un conocimiento real de las cosas, darle a cada cosa su tiempo, La Biblia nos dice que para todo hay tiempo debajo del cielo, tiempo de reír, de llorar, de sembrar y cosechar, de trabajar, de dar amor, de reflexionar, de esperar etc. La sabiduría de este libro es incalculable, ya que es cierto que si no dedicamos el tiempo adecuado a las cosas, a la larga lo lamentaremos.

Hay familias que se desintegran solo por falta de tiempo para dedicar, no es justo que los inocentes sufran por no ser capaces de disponer de un tiempo que les pertenece a ellos y nada más. El trabajo, el esfuerzo son necesarios para vivir, pero no reemplazan las mieles de una familia unida, por eso es bueno saber dedicar a cada cosa su espacio y su tiempo.

Escrito por Lisy, el 4 enero 2014.

Un comentario en “Reflexión para una vida mejor”

  1. Mariajuan

    este es un mensaje de amor,solo pienso ek ais es la vida,!


¿Que opinas? escribe un comentario :)