No todo es lo que parece

TeKiero dedica este artículo para un instante de reflexión en la vida, y para invitar a nuestros lectores a mirar su vida desde otro punto de vista…

Se dice que habían dos Ángeles que iban de camino disfrazados como peregrinos, humildemente vestidos sin nada más que lo que llevaban puesto, al llegar la noche el viento les obligaba a pedir posada en alguna estancia, pero todas se negaban a darle abrigo porque no tenían dinero alguno…

De pronto, en una lujosa residencia les permitieron pasar la noche y les dijeron que se acomodaran en una pequeño rincón , uno que estaba oscuro y que se acomodaran en el suelo, pese al lujo de aquella casa y de las habitaciones vacías y finamente arregladas, el jefe de la casa les dijo que se quedaran sólo esa noche y que se fueran al amanecer… Antes de dormir uno de los ángeles notó que había un agujero en la pared y lo tapó prolijamente… el otro ángel lo observó con detenimiento y guardó silencio…

No todo es lo que parece

Por la mañana continuaron su peregrinar y así al acabar el día, buscando un sitio donde guarecerse llegaron a una humilde vivienda que tenía solo una habitación, los dueños de la casa solícitamente, les invitaron a quedarse en esa habitación, ellos en cambio durmieron en la sala ya que así les permitían a los peregrinos descansar tranquilos… Los ángeles observaron que la única pertenencia de ellos era una vaquita que representaba su sustento diario, los ángeles agradecieron la cordialidad de los humildes granjeros y prosiguieron su camino.

Al día siguiente, los ángeles se despertaron ante el llanto de los granjeros quienes se percataron que la vaquita que tenían había muerto en la noche, mientras los ángeles se despidieron y prosiguieron su camino.

Uno de los ángeles, el más joven le dijo al otro indignado… Cómo es posible esto?, en la casa del hombre adinerado el ángel había rellenado un agujero en la pared mientras tanto en la otra casa donde habían sido gentilmente tratados había muerto la única fuente de alimento de los granjeros?, el ángel preguntaba insistentemente el por qué de tal situación aparentemente injusta…

El otro ángel le respondió calmadamente: “Cuando rellené el agujero, lo hice porque dentro se encontraba un grupo de joyas preciosas que alguien había escondido, el hombre avaro de la casa jamás descubrirá el tesoro que allí se encontraba, luego en la casa de los granjeros, mientras dormíamos llegaba el ángel de la muerte para pedir la vida de la granjera, por lo que le dije que tomara en su lugar la vida de la vaca… Por lo que te digo que… Las cosas no son lo que parecen”

Escrito por Lisy, el 11 diciembre 2013.

¿Que opinas? escribe un comentario :)