Me enamoré de mi mejor amigo

A menudo suele experimentarse en una relación de amistad muy cercana el sindrome del enamoramiento, sin embargo este enamoramiento suele ser fugaz, platónico y supeditado al temor que experimenta alguno o ambos de salir herido en una nueva relación sentimental.

me enamoré de mi mejor amigo

Realmente aquellos que se han sentido enamorados de su mejor amig@, empiezan por hacerse dependientes, confidentes y extremadamente abiertos con esa persona, suelen gastar numerosas horas en pláticas sobre sus anteriores relaciones fallidas, y experimentan la necesidad de sentirse consolados y apoyados resaltando la importancia de que la otra persona este cerca.

Se considera que este cuadro es el típico caso de desplazamiento afectivo, que es el desplazamiento afectivo? Cuando se intenta sustituir algo no encontrado con algo que esta cercano y que no representa peligro bajo ningún aspecto.

Me enamoré de mi mejor amig@

El amor es un sentimiento que al ser huraño o esquivo a nuestros propósitos, entonces preferimos suplantarlo por un afecto o afinidad de complicidad y dependencia a otra persona, es una forma de escaparnos de la realidad.

Riesgos que encierra enamorarse del mejor amig@

Entre los más terribles riesgos hay dos muy claros: El riesgo de dejar una maravillosa amistad por algo que es más que nada un espejismo emocional.

El segundo riesgo es que al darnos cuenta del error cometido, ofendamos los principios básicos de esa amistad, es decir, luego de demostraciones afectivas notorias, suele llegarse a la conclusión de que lo que se siente no es amor sino un deseo de encontrar en alguien algo de la otra persona que no supo corresponder al amor entregado.

Qué se debe hacer ante la duda de lo que se siente?

  • Lo mejor es primeramente ser muy analíticos, comentar con alguien sobre esas sensaciones que se experimentan (un psicólogo que conozca los antecedentes), permitir el acceso a los buenos consejos de quienes nos quieren bien.
  • No comentarle al mejor amigo lo que sentimos, porque le pondremos en una situación muy difícil, no sabrá como actual a partir de ese momento o puede volverse condescendiente por temor a herir los sentimientos del otro, en cuyo caso se estaría cayendo en el penoso caso de la lástima.
  • Se  debe tener presente que la amistad debe siempre fortalecerse. Hay que evitar poner al amigo en la tormentosa situación de vernos dubitativos, afrontemos la realidad de que a menos que tengamos los sentimientos claros no podemos actuar de forma que mortifique o apene al amig@, ni mucho menos culparle por lo mal que nos podamos sentir. Finalmente se debe tratar de ser objetivo y maduro y saber agradecer el tesoro que encierra la verdadera amistad.
Escrito por Lisy, el 12 enero 2014.

¿Que opinas? escribe un comentario :)