Cuando nace la amistad

Las amistades siempre tienen el mismo punto de partida, se van forjando en la simpleza del diario vivir, peo al mismo tiempo en lo entramado de cada mundo interno, porque cada persona es un universo aparte. Es el instante cuando la circunstancia y la simpatía permiten una comunicación fruida entre dos personas, el blog del Amor reflexiona:

Cuando nace la Amistad

Es maravilloso, sentir que se puede contar con alguien, que se puede confiar lo suficiente como para esperar cosas buenas del otro, este aspecto en particular nos llena de felicidad porque para poder sentirnos tranquilos necesitamos confiar, la mente nos adecua a esperar lo mejor de un amigo. Es una relación de afecto puro y desinteresado entre dos o más personas, que nace y se fortalece con el trato. Ejemplo: Un amigo es en quien puedes confiar, es el que da ánimos al otro en situaciones difíciles, a los amigos les gusta compartir actividades, ideas, gustos, recuerdos, etc.

La amistad nos hace sentirnos más cómodos a la hora de conversar, de expresar ideas, nos hace establecer una situación armoniosa en el trato. Sin embargo algunas veces se malentiende lo que realmente es la verdadera amistad:

Cuando se ocultan los temores y dudas a toda costa, de alguien a quien se trata como amigo, solo se crea una relación de recibir, pero no de dar. Hay personas que acostumbran ocultar las emociones, o pensamientos más profundos a sus amigos, este signo denota un sentido erróneo de la amistad, la amistad no es un estado de alerta sobre las acciones del otro.

La amistad es un puente que acerca dos puntos, que no necesariamente son comunes entre sí, parece ser que lo que más acerca es la simpatía que se establece en los primeros segundos de la comunicación, luego a medida que transcurren las primeras palabras, y se expresan las primeras ideas sinceras, se abre como un canal que invisible permite que transiten nuestras ideas y reacciones de forma espontanea y armónica.

El nacimiento de una amistad no quiere decir que esta sea eterna, eso depende de la forma en que se vayan dando las cosas con el tiempo.

Escrito por Lisy, el 16 diciembre 2013.

¿Que opinas? escribe un comentario :)