Cómo fortalecer la familia

Fortalecer la familia es más que cualquier cosa una tarea diaria. Una familia fortalecida sabrá sostenerse en medio de la dificultad más grande. Los problemas cotidianos tienden a volverse como bolas de nieve si no son afrontados decisivamente por sus miembros. El punto es que todos son responsables en cierto grado de la solidez familiar, pero más la madre y el padre. TeKiero profundiza la importancia del fortalecimiento de la familia…

Cómo fortalecer la Familia

La madre es inclusive a modo de ver empresarial el gerente administrativo del hogar, por ella pasan como un filtro todas las situaciones cotidianas de menor y mayor trascendencia, desde la alimentación de los miembros de la familia hasta la forma en que se desenvuelven las actividades familiares. El padre no queda exento de responsabilidades, aparte de ser la fuente del sustento en términos generales, él es quien le imprime la seguridad y personalidad a los hijos.

Padre y madre unidos pueden hacer un buen papel, a pesar de que entre ellos existan diferencias, porque la clave está en la comunicación eficaz para proveer las bases de las que los más pequeños se sostienen.
Fortalecer la familia puede basarse en tres aspectos fundamentales para alcanzar el éxito:
Nutrir con amor, sacrificio y oración.

    1. Nutrir con Amor: La base fundamental de la familia debe ser el amor, si el amor es la fuente de todas las decisiones tomadas, seguramente estas surgirán reflexivas, tolerantes, porque el amor inspira las mejores acciones hacia la familia. Nutrir con amor a los miembros de la familia es tarea diaria, que requiere de dedicación, paciencia y perdón, por qué perdón? porque siempre existirán errores o desaciertos que afecten a los otros, y si no se sana este error bajo la estancia del perdón se puede caer en la condenación, el reproche y la inducción malsana a la culpa.
    2. Sacrificio: El sacrificio siempre debe estar presente: imaginamos cómo sería la infancia de un niño si el padre o la madre no sacrifican horas de sueño, descanso o actividades individuales. Imagina por un momento lo que sucedería con una familia donde el padre no conceder el tiempo suficiente para escuchar los temores de la madre de sus hijos cuando algo los este afectando. Imagina si una madre no prestara atención a los peligros que rodean a sus hijos a la hora de jugar bajo ciertas circunstancias. Es gracias a estas cuotas de sacrificio que especialmente los hijos logran salir airosos y continuar un nuevo día. El sacrificio es el contingente más valioso.
    3. La oración: Bajo todo punto de vista la oración es la mejor terapia, no en vano se dice que familia que come unida permanece unida. La oración es un lenguaje que atraviesa barreras increíbles, si la oración individual es capaz de accionar milagros, la oración en familia logra unir de forma inimaginable a cada uno de sus miembros bajo los lazos de intangible. No solo consigue disuadir de elementos peligrosos que atentan contra la tranquilidad familiar sino que producen un efecto de búsqueda de los valores más nobles que habitan en el ser humano y que solo pueden ser rescatados a través de la batalla espiritual

La plenitud familiar

La plenitud es un estado de equilibrio alcanzado por cada uno de los miembros de la familia, en donde se han respetado sus libertades y necesidades sin perjuicio del otro.
Una familia ha alcanzado la plenitud cuando ha reconciliado las necesidades y los afectos con las otras prioridades. Si bien es cierto que el alimento del cuerpo es importante, fortalecer la familia es el desafío diario que si lo sabemos desempeñar nos traerá las más exquisitas recompensas personales y el encuentro con la felicidad plena.

Escrito por Lisy, el 19 diciembre 2013.

¿Que opinas? escribe un comentario :)